Los desfiles de moda de A/W 20 en febrero cayeron justo antes de que se establecieran las restricciones del bloqueo en Europa. Desde que se presentaron estas colecciones, no solo la industria de la moda se ha enfrentado a enormes desafíos, sino que también ha cambiado significativamente la forma en que nos vestimos. 

La temporada se dividió en dos campos distintos. Por un lado estaban las creaciones fantásticas, de estilo couture, diseñadas para vidas sociales extravagantes. Y el segundo, era un cambio continuo hacia piezas clásicas y portátiles. Si bien los vestidos de noche de estilo Villanelle son preciosos para mirar hacia atrás, con seis meses inciertos por delante y las fiestas aún en espera. Para este post sobre tendencias A/W 21, nos queremos enfocar en las piezas que creemos que la gente realmente querrá adquirir en los próximos seis meses.

El verdadero significado de las tendencias

La palabra tendencia es ahora una mala palabra en los círculos de la moda, ya que todos buscamos ser más conscientes de nuestro consumo y compramos artículos pensando en la longevidad. Al compilar toda la información de tendencias, éramos conscientes de que queríamos evitar al máximo aquellas que tendrán una vida útil y corta. Centrándonos en los ajustes de estilo que se pueden lograr con piezas clásicas de otoño o actualizaciones que durarán mucho más de una temporada.

Ciertamente, estamos viendo que los diseñadores eligen exhibir una selección de piezas realmente portátiles, más que en otras temporadas recientes. Esto refleja el deseo del cliente de realizar compras más consideradas teniendo en cuenta la sostenibilidad, invirtiendo ahora y vistiendo para siempre. 

Nuestros diseños serán más trabajados que nunca, con piezas muy queridas que se pueden diseñar de múltiples maneras y en varias temporadas. Las piezas que siempre defenderemos para el otoño, esta temporada no son una excepción.

Cómo ha afectado la pandemia a la moda

Debido a la incertidumbre económica, un informe afirmó que el 79% de los consumidores recortó su presupuesto. Esto está cambiando en los últimos meses y la gente está volviendo a invertir en moda.  

Para tener una idea de lo que la gente realmente comprará durante los próximos seis meses, hemos querido informarnos y hablar con docenas de compradores de moda para conocer su información sobre cómo han cambiado sus compras a la luz de las circunstancias. Muchos dijeron que han invertido mucho en ropa de abrigo y botas clásicas para la próxima temporada, el pan y la mantequilla del aderezo de otoño, por supuesto, pero esto reitera que en tiempos de incertidumbre, muchos se inclinan por los básicos de temporada. 

Aunque siempre intentan darse un capricho. Es decir, tener alguna prenda que cambie por completo el estilo del fondo de armario de cada uno. Un vestido para combinar y que sea distinto. Que te haga sentir preciosa, empoderada y una mujer segura de sí misma. 

De hecho, uno de los cambios más significativos ha sido la concienciación de la importancia del concepto slow fashion. No solamente se lleva a cabo un bien para el cuidado del planeta, sino un cambio en el concepto de la moda. Poniendo por delante el bienestar de las personas del proceso de fabricación. Además que siempre será un gasto menor para nuestros bolsillos.

¿Comfy o exclusividad?

Sin duda hay quien prioriza la comodidad y la facilidad al vestirnos. Sin embargo, esto se equilibra con el creciente deseo de volver a nuestras rutinas normales de vestuario y de vestirnos adecuadamente. El lujo discreto es la palabra clave para muchas colecciones, y el vocabulario son tejidos de alta calidad, cachemira y tonos neutros. 

Entre las formas de lograr el look, el vestido de punto es un nuevo imprescindible del armario. Los compradores se han centrado en una cápsula de prendas sueltas fáciles de combinar pero elevadas. Las prendas que queremos ofreceros para vestir en casa este otoño son siluetas relajadas, prendas de punto envolventes, vestidos sencillos, prendas sueltas de seda combinados con  botas gruesas para salir.

Por otra parte, hay partidarios de que la comodidad es la clave. Sin embargo, en lugar de tejidos sueltos y holgados, la ropa de estar por casa se hace sentir más elevada este otoño gracias al regreso de las siluetas ajustadas. 

La segunda tendencia más prevalente fue el enfoque en la forma femenina, que vio el regreso del vestido ajustado. Sin embargo, la versión actual de bodycones más elegante. Acordaros de las prendas de punto ajustadas y ceñidas al cuerpo que vimos usando a Gwyneth Paltrow en los años 90.

Una de las mejores maneras de combinar estos dos conceptos son adquiriendo tanto prendas básicas como algunas exclusivas. Desde colores neutros, hasta los más llamativos. Y es que haciendo una combinación adecuada de estas prendas conseguiremos un estilo más nuestro y diferente. 

Ideas para combinar nuestras prendas

Como habrás podido ver, la mayoría de nuestra colección son vestidos festivos. Sin embargo, lo mejor de estos hoy en día, es que puedes ponértelos en tu día a día creando un look brutal. Una de las mejores maneras para poder combinarlos es con un calzado cómodo. Desde unas sneakers básicas, hasta botas oscuras para esta temporada.

Los estilos cada vez avanzan a pasos agigantados. Ya no se trata de llevar prendas distintas para diferentes ocasiones. Lo bueno es llevar las mismas, con complementos distintos. Pongamos un ejemplo:

Tenemos que ir a la oficina y tenemos una cena de cumpleaños. Cojamos uno de nuestros vestidos, combinémoslo con unas botas, un cinturón y una chupa para cubrirlo. Maquillaje natural y ¡a la ofi con todo! Luego, nos sacamos el cinturón, nos soltamos el pelo y nos pintamos los labios de un color más potente. Mismo outfit, distintos complementos. ¡Ah y si cambias el bolso de cada día por uno que no uses con tanta frecuencia, aún te sentirás mucho mejor!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *