¡Buenos días chicas! ¿Cómo estáis? Nosotras con mucho trabajo y muy contentas. Teníamos ganas de lanzar esta colección y sobre todo que la conocierais de primera mano.

Es una colección centrada en el comfy chic. Hemos querido entre mezclar la comodidad y el estilo que tanto nos caracteriza. Porque ante todo no queremos perder nuestra esencia. Es fundamental para nosotras como marca y sobre todo para preservar nuestra personalidad ante todo. 

¿Por qué sudaderas?

Como bien sabréis las que nos conocéis, nuestra marca siempre ha apostado por prendas cómodas, elegantes y femeninas. Y estas sudaderas mantienen los mismos principios y filosofía de la marca.

Queríamos crear algo totalmente compatible con los tiempos que nos están tocando vivir. Porque es una realidad y no hay que mirar hacia otro lado como si viviéramos una normalidad absoluta.

Sin duda, nuestra apuesta han sido estas preciosas y únicas sudaderas. Porque son cómodas, frescas, practicas, versátiles y ideales para prácticamente cualquier situación. Teletrabajar, hacer reuniones de equipo presenciales o virtuales, para la uni y para cenas aunque sean en familia y petit comité.

Ya se preveía y lo detectamos ya en las primeras semanas de confinamiento. La moda se amoldaba también a pasos agigantados. Empezaron a crearse nuevos estilos, de hecho, aprendimos que el chándal combinado con un buen maquillaje y unos grandes pendientes nos daba como resultado un verdadero lookazo. Así que dijimos, vamos a crear prendas para afrontar con energía y comodidad lo que queda del 2020 y lo que pueda venir. Porque positivas somos, y estamos deseando volver a las bodas, celebraciones… Pero también somos realistas así que venga lo que venga no hay excusa para afrontarlo con estilazo.

Nos pusimos manos a la obra, y lo cierto es que no tuvimos que buscar mucha inspiración porque las ideas venían firmes, así que empezamos a diseñar y a coser. Y nació esta preciosa colección de sudaderas. 

Gracias a ellas podrás crear diseños y outfits muy dispares. Podrás combinarlas con unos tejanos y unas bambas o unas medias y un vestido desenfadado. 

La situación que ha cambiado la visión de la moda

La llegada de la pandemia ha hecho que muchos negocios hayan tenido que renovarse. Empezando por aquellos pequeños comercios que han tenido que entrar en el mundo de las redes sociales en poco tiempo. Siguiendo por aquellos que se han renovado para cubrir las necesidades actuales de sus clientes. Además de también adaptarse a la nueva forma de trabajar a distancia. 

Para el sector de la moda, no solamente han surgido estos cambios, sino también los estilos se han adaptado a la situación. Cada vez somos más las que apostamos por el concepto de slow fashion. Preferimos adquirir menos prendas pero de mayor calidad, y así concienciarnos y aportar un granito de arena al bienestar de nuestro mundo.

También han reaparecido los conceptos de “atemporalidad”“nada de estaciones”. Con eso venimos a referirnos que ya no se sacarán colecciones pensadas exclusivamente para la temporada del año. Sino prendas que se puedan llevar a cualquier época.

Todo esto ha conllevado un cambio en el concepto que se conocía hasta ahora de lo que es la moda. Antes lo que se podía considerar antiestético, ahora no solamente puede ser ponible, sino que incluso puede quedar hasta elegante. A todo esto nos referimos cuando hablamos del giro que ha dado el sector. Y es que no se trata de un cambio en concreto, sino de muchos que conjuntan en uno que puede cambiar el curso de las cosas. 

Agradeceros al máximo todo vuestro apoyo

Finalmente, no queríamos despedirnos sin daros las gracias más sinceras. Nos sentimos súper apoyadas por vosotras, por vuestro amor y comprensión. Por seguir animándonos a crecer cada día y sobre todo por la energía que desprendéis siempre.  

Si quieres hacerte con tu sudadera, puedes verlas en la shop.